Sembrar semillas de plantas de alcaravea – Consejos para la siembra de semillas de alcaravea

El cultivo de alcaravea a partir de la semilla no es difícil, y usted disfrutará de la apariencia de las hojas de encaje y los racimos de pequeñas flores blancas. Una vez que la planta esté madura, puede utilizar las hojas y las semillas de alcaravea en una variedad de platos sabrosos. ¿Le interesa sembrar semillas de alcaravea en su jardín? Aprendamos a plantar semillas de alcaravea.


Cuándo cultivar semillas de alcaravea

Aunque puede comenzar a sembrar semillas en el interior, sembrar semillas de alcaravea directamente en el jardín es por lo general lo mejor, ya que la larga raíz primaria de la planta hace que sea difícil de transplantar. Si decide comenzar las semillas en el interior, trasplante las plántulas cuando sean pequeñas y las raíces primarias no estén bien desarrolladas.

Lo ideal es sembrar las semillas directamente en el jardín en otoño, o tan pronto como se pueda trabajar la tierra en primavera.


Cómo plantar semillas de alcaravea

La alcaravea prospera a plena luz del sol y en un suelo rico y bien drenado. Trabaje una cantidad generosa de estiércol o abono en la tierra antes de sembrar las semillas de alcaravea. Plante las semillas en la tierra preparada y luego cúbralas con aproximadamente 1,25 cm (½) de tierra.

Riegue según sea necesario para mantener el suelo uniformemente húmedo, pero nunca empapado. Las semillas de alcaravea tienden a germinar lentamente, pero las plántulas generalmente aparecen en ocho a 12 días.

Rodea los plantones con una ligera capa de mantillo para mantener el suelo húmedo. Adelgaza las plántulas a una distancia de 15 a 20 cm (6 a 8 cms).

Disminuya el riego una vez que las plantas de alcaravea se hayan establecido. En este punto, es bueno dejar que la tierra se seque entre los riegos. Riegue por la mañana con una manguera de remojo o por goteo para mantener el follaje lo más seco posible.

Elimine las pequeñas malas hierbas que aparecen, ya que éstas pueden extraer humedad y nutrientes de las plantas de alcaravea.

Fertilice las plantas de alcaravea un par de veces durante la temporada de crecimiento usando un fertilizante de propósito general, soluble en agua. Como alternativa, cubra las plantas con abono a mitad de la temporada.

Deja un comentario