Problemas de plantas carnívoras: Por qué una planta jarra no tiene jarras

Algunos entusiastas de las plantas de interior piensan que las plantas de jarra son fáciles de cultivar, mientras que otros creen que las plantas carnívoras son dolores de cabeza a la espera de que ocurra. La verdad está en algún punto intermedio, y en su mayor parte, las plantas de jarra son felices si puedes satisfacer sus necesidades de agua, luz y humedad. Si tienes problemas con plantas carnívoras, como que una planta jarro no hace jarras, puede que sea necesario resolver algunos problemas para determinar el problema. Sigue leyendo para obtener consejos útiles.

¡Mi planta de jarras no tiene jarras!

¿Cómo conseguir jarras en las plantas de jarras? Ten paciencia, ya que las plantas jarra toman tiempo para desarrollar la primera jarra. A menudo, si la planta tiene un aspecto saludable y los zarcillos se están desarrollando, un poco de tiempo es todo lo que necesita. Probablemente notarás las jarras antes de que te des cuenta!

Cómo conseguir jarras en las plantas de jarras

Si su planta no parece estar prosperando además de no desarrollar jarras, los siguientes consejos le ayudarán a solucionar los problemas de las plantas jarras:

  • Luz – La mayoría de las variedades de plantas de jarra necesitan al menos tres o cuatro horas de luz solar brillante por día. El hecho de no producir jarras es una indicación de que la planta no está recibiendo la luz adecuada. Sin embargo, aunque la luz debe ser brillante, debe ser indirecta y no demasiado intensa. Si las hojas se vuelven amarillas, es posible que la planta reciba demasiada luz. La experimentación te ayudará a determinar la cantidad de luz adecuada para tu planta.
  • Agua y mezcla para macetas – Las plantas jarro no aprecian los minerales y aditivos del agua del grifo. Si es posible, déles sólo agua filtrada o destilada. Mejor aún, recoja el agua de lluvia y úsela para regar su planta jarra. Riegue la planta jarra siempre que la parte superior de la mezcla para macetas se sienta seca. La mezcla para macetas no debe estar nunca seca, ni empapada ni encharcada. Utilice una mezcla para macetas bien drenada y con bajo contenido de nutrientes, como por ejemplo una mezcla compuesta por mitad de musgo esfagno y mitad de perlita, vermiculita o roca de lava.
  • Humedad – Aunque los requisitos varían según la especie, la mayoría de los tipos de plantas jarrón prefieren una humedad relativamente alta; el aire excesivamente seco puede hacer que la planta no desarrolle jarras. Humedezca la planta regularmente o aumente la humedad en su casa con un humidificador. Una forma fácil de aumentar la humedad alrededor de la planta es colocar la maceta en una bandeja de humedad. Sólo tiene que colocar una capa de guijarros en la bandeja y luego colocar la maceta sobre los guijarros. Añada sólo la cantidad de agua suficiente para mantener las piedras mojadas, pero asegúrese de que la maceta esté colocada sobre las piedras pero no sobre el agua. La planta se pudrirá si el agua se filtra por el agujero de drenaje.
  • Alimentación – Las plantas jarro requieren muy poco fertilizante suplementario, pero se benefician de una alimentación ligera de un fertilizante ácido. Mezcle 1/8 de cucharadita de fertilizante ácido con 1 cuarto de galón de agua, o use un fertilizante formulado para orquídeas. Evite la sobrealimentación. Demasiado fertilizante puede crear una planta exuberante sin jarras.

Deja un comentario