Resistiendo mejor la llegada del invierno

El frío invernal debilita el cuerpo y lo expone a varios virus y bacterias como resfriados, gripe y dolores de garganta. Para tratar de evitarlos, ¡aumente su sistema inmunológico!

Vitaminas y oligoelementos al rescate

Todo el mundo conoce el poder de la vitamina C en el buen funcionamiento del sistema inmunológico. Tomado en su forma natural, es aún más activo. Dese el gusto de comer naranjas, clementinas, limones o kiwis… ¡está justo a tiempo, es justo en temporada! Piense también en el espino amarillo o la acerola, que son muy ricos en vitamina C.

Recientemente, se ha demostrado el papel de la vitamina D en el buen funcionamiento del sistema inmunológico. Sintetizada bajo los rayos del sol, esta vitamina también se encuentra en grandes cantidades en el aceite de hígado de bacalao, en el arenque en todas sus formas (ahumado, a la parrilla, etc.) y en muchos otros pescados.

En cuanto a los oligoelementos, el zinc es esencial, al igual que el hierro. Lo encontrarás en cantidad en la espirulina por ejemplo.

Extracto de semilla de pomelo para una mejor resistencia

Los resultados de diversos estudios científicos realizados desde el decenio de 1990 han demostrado la eficacia de la PPE en casi 800 cepas de virus y bacterias y en cientos de hongos.

Antiviral, antibacteriano y antifúngico, este extracto también combate los parásitos unicelulares. Se encuentra en forma de frascos en farmacias y tiendas de productos orgánicos. Basta entonces con respetar la dosis tanto internamente para estimular el sistema inmunológico como externamente para tratar las heridas y los problemas de la piel.

El propóleo para estimular las defensas del cuerpo

El propóleos es una sustancia secretada por las abejas melíferas a partir de diversas resinas cosechadas de los capullos. Un cemento de la colmena, también es un poderoso agente antibacteriano y antiviral que ayuda a combatir las infecciones invernales. En forma de aerosol, caramelo o extracto líquido, es muy eficaz para destruir gérmenes patógenos y para sintetizar anticuerpos.

Plantas aliadas de la salud

La equinácea es bien conocida por estimular el sistema inmunológico. Tomada en cápsulas, ampollas, tintura madre o decocción de raíz, esta hermosa planta tiene una acción antiviral y antibacteriana preventiva. Actúa sobre los diversos agentes patógenos y reduce los estados inflamatorios causados por los resfriados y otras pequeñas miserias invernales.

El ajo es una de esas plantas que sería una buena idea comer todos los días, ya que sus beneficios son tan importantes. Antifúngico, antiviral y antibacteriano, preserva el cuerpo de muchas agresiones. Cómanlo crudo preferentemente, con una frecuencia de al menos 2 clavos por día para mantenerse en forma durante todo el invierno.

Deja un comentario